El buen samaritano

dev 02 buensamaritano uniem"Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás. Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo."

Lucas 10:25-37

Quizás muchos han oído esta historia, y rescatamos que alguien quien no se esperaban que ayudara, estuvo ahí para prestar una mano, pero hay mucho más en esta hermosa historia en la cual Jesús explica que quiere decir la ley cuando se refiere a amar.

Primero un intérprete de la ley es quien hace la pregunta a Jesús para probarle y ver que su doctrina fuera la misma que se enseñaba en el templo, y ciertamente lo fue, pero Jesús llevó a un ejemplo práctico lo que significa amar al prójimo.

Amar significa:

1- Rescatar, el samaritano sacó al hombre de su situación, pasó de estar abandonado y herido en el camino a recibir apoyo y ayuda. El hombre estaba medio muerto, si hubiese pasado más tiempo en la misma situación tal vez hubiese muerto pronto. El samaritano cambió esa situación, decidió hacerse cargo del dolor del hombre y literalmente salvar su vida. Así Cristo un día nos llamó y nos rescató de la situación en la que estaba nuestra vida.  

2- Restaurar, el samaritano curó sus heridas, las limpió y luego vendó, y no solamente le bastó con eso, sino que lo llevó a un mesón donde pudiera encontrar un lugar para que descanse, y lo cuidó. El samaritano no solo sacó al hombre de la situación, sino que se involucró con su dolor y buscó restaurarlo. Como Cristo que al llegar a nuestra vida cambió nuestro corazón, trajo consuelo, paz, restauración, nos hizo ver que todo tiene un propósito y pudimos ver como su mano se encuentra sobre nuestras vidas.

3- Proveer lo necesario, una vez que el samaritano llevó al hombre al mesón, y lo cuidó, debía seguir su camino, pero no dejó solo al hombre, sino que le pagó al mesonero su alojamiento, su alimentación y el cuidado que necesite, afirmando que además si faltaba dinero cuando él volviera retribuiría lo restante. Dios nos cuida en cada situación y provee aun cuando vemos que las circunstancias dicen que no se puede. Y Cuando Jesús ascendió a los cielos dejó la promesa del Espíritu Santo que hoy vivimos, quien nunca nos deja solos.

Finalmente, es una orden de ir y hacer misericordia con aquel que lo necesite: "Ve, y haz tú lo mismo."

La parábola del buen samaritano nos habla de que tan dispuestos estamos a ayudar a quien tenemos a nuestro lado.  

No sirve que solo conozcamos la voluntad de Dios, que sepamos que tenemos que hacer, pero nunca practiquemos lo que Dios nos llamó a hacer. Jesús nos invita a amar verdaderamente, y lo describe como un acto que va más allá de la naturaleza de querer a los cercanos, se trata de buscar satisfacer las necesidades de quien se encuentre desamparado.  y así vamos a estar reflejando de manera visible de que se trata el amor de Dios por nosotros, y como nos rescata, nos restaura, y provee lo que necesitamos.